Un último recuerdo

Mi mente vaga a la deriva
por el mar embrabecido de mis pensamientos
y como un olvidado náufrago
que pierde la esperanza de ser salvado,
ansía de la muerte la llegada
en la soledad de esta fría habitación
mientras estos ojos melancólicos suspiran
al obsevar los rios de carmín
a los que doy vida con mi vida
volver a mis labios una última sonrisa,
sonrisa dulce que antaño amabas,
al recordar los besos bajo las sábanas
cuando aquel día fundimos nuestros sexos,
simplemente, fundimos nuestras almas.

3 comentarios:

  1. Me gusta mucho, sobre todo el final

    ResponderEliminar
  2. hola Carmela,
    muy bonita poesía llena de mucha sensualidad

    un abrazo^^

    ResponderEliminar

Deja tu pequeña huella...